Arte,Baile,Clases,Cultura,Danza

Algunos bailes cubanos

20 Nov , 2018  

Bailes cubanos

Guanguanco, son cubano y mambo, probablemente si te preguntan sobre los bailes cubanos que se conocen en todo el mundo alguno de los tres que te mencione anteriormente te llegan a la mente, sin embargo, no son los únicos. A continuación te daré una lista con todos los ritmos de baile desarrollados en Cuba, los cuales han tenido gran influencia en otros ritmos latinos y son dignos representantes del baile de salón a nivel internacional.

Rumba cubana

Considerada uno de los géneros o bailes cubanos más populares a nivel mundial, no solo se caracteriza por ser uno de los ritmos que dio pauta para desarrollar la salsa, sino por su ritmo que invita al baile, incluso si no sabes ningún paso.

Hasta la fecha, se considera que es una baile madre, es decir, que de este han nacido otros ritmos, La música y los primeros pasos nacieron en la Cuba del Siglo XIX, gracias a las tradiciones musicales de los grupos de esclavos africanos que fueron traídos a la isla.

A pesar de antigüedad, solo hasta la década de los 40 comenzó a ser culturalmente aceptada por todas las clases sociales, pues anterior a este período, los movimientos y el hecho de que haya nacido de los sectores más bajos de la población lo hacía el candidato perfecto para señalarlo como un acto de indecencia e inmoral.

Danzón 

Una combinación entre lo europeo y lo africano, es considerado el primer baile social de pareja con origen latinoamericano que es empleado en el baile de salón. Igual que otros bailes, en sus inicios fue rechazado y tachado de inmoral por la cercanía de la pareja para ejecutar los pasos.

Con el tiempo y la música,, este prejuicio fue dejado de lado y comenzó a popularizarse, especialmente cuando los grupos de música llegaron a México con sus bailarines.


Bolero 

Considerado una baile romántico y parte importante de la cultura hispana, el bolero es una pieza muy importante en cuanto a los ritmos latinos que se desarrollaron en Cuba durante los siglos XIX y XX. Curiosamente, este ha sido uno de los pocos ritmos que posee una tradición tanto en la fiesta como con su significado, ya que este tipo de canciones se emplean al final de una fiesta o velada y se dedica principalmente a las parejas.

Nació gracias a los trovadores que viajaban por el país componiendo melodías de amor acompañados de sus guitarras. Poco a poco a ests personas se le sumaron otros instrumentos, crendo una balada que durante los años treinta salió al mundo y conquistó varios países, entre los que destacan Puerto Rico y, por supuesto, México.

El bolero de hecho se torna en un ritmo bailable gracias a la influencia del Son cubano, que en su época era el género más popular de Cuba.

Guaguancó cubano

El guaguancó esta muy presente en la música latina y en cada región se ha desarrollado de diferente manera. En realidad este ritmo es un tipo de rumba y es uno de los bailes que más popularidad ha tenido fuera de Cuba. El baile tiene un solo objetivo: seducir y conquistar. A partir de movimientos de pelvis, el hombre busca atraer a la mujer en un sensual baile, mientras que ella resiste sus avances y contraataca con un baile más sutil. El movimiento de pelvis a sido retomado para otros bailes latinos.

Son Cubano 

Este baile quizás es el que más influencia ha tenido en los bailes latinos. De hecho, a partir del Son, el mambo vio por primera vez la luz, es el fundamento básico de la salsa y el el bolero se vuelve bailable gracias a su influencia.

Este ritmo resulta de la combinación de las tradiciones musicales africanas de Bantú con las tradiciones musicales españolas. A principios del siglo XX, este ritmo era considerado un género exclusivo de las clases marginadas, como trabajadores y afrocubanos. Sin embargo, en la década de los 30 se popularizó entre las esferas de élite de la isla.

Mambo 

Fue de los primeros bailes cubanos que salió del país y rápidamente alcanzó fama mundial. Se desarrolló en la década de los años 30 y para los 40 y 50, el baile ya era conocido por todo México, Estados Unidos, Latinoamérica y países de Europa. En México, por ejemplo, había salones de bailes que se solo se dedicaban a interpretar esta música para que la gente asistiera a disfrutar de los sonidos rápidos y diferentes. Muchas de las películas de la época se caracterizaron por personajes femeninos que bailaban este tipo de música.  Gracias a la influencia de personajes como Pérez Prado, quien fue uno de los músicos que trajo en ritmo a tierras mexicanas, se desarrollo un baile (individual o en pareja) que se caracterizaba por un frenesí de movimientos, con movimientos libres, pero algunos pasos algo complicados. Eso si, siempre combinando movimientos de hombres y caderas.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]