Cultura,Literatura

Carlos Monsiváis, el cronista de la Ciudad de México

29 Oct , 2019  

Carlos Monsivais

Sin lugar a dudas, podemos decir que México es la cuna de grandes escritores e intelectuales, uno de ellos fue Carlos Monsivais, quien se convirtió en el cronista por excelencia de la Ciudad de México. Monsiváis nació el 4 de mayo de 1938, y desde muy joven mostró intereses por el mundo de las letras, lo que lo llevó a estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y en la Escuela Nacional de Economía. Sus géneros literarios predilectos siempre fueron el ensayo y la crónica, por lo que publicó su trabajo en varios de los diarios y las revistas mexicanas más importantes como NovedadesEl DíaExcélsiorUnomásunoLa JornadaEl UniversalProceso, la revista Siempre!FractalErosPersonasNexosLetras LibresEste País, la Revista de la Universidad de México, entre otros. También dirigió suplementos culturales, y llegó a destacarse como investigador en el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

Monsiváis fue uno de los pensadores que mejor supo indagar en los aspectos fundamentales de la sociedad, la política y la cultura mexicanas, por esta razón, sus crónicas y ensayos estaban muy comprometidos con las luchas populares de México y América Latina, e ilustraban de forma clara los problemas de su contexto. Sus crónicas periodísticas se recopilaron en numerosos volúmenes: Principios y potestades (1969); Días de guardar (1971), sobre la matanza de estudiantes en la plaza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968; Amor perdido (1976), el cual se centra en algunas figuras míticas del cine, la canción popular, el sindicalismo, la militancia de izquierda y la ideología burguesa; Entrada libre (1987), donde recogió sus crónicas sobre la nueva sociedad mexicana; Escenas de pudor y liviandad (1988), en el que habla sobre el mundo del espectáculo; Los rituales del caos (1995), donde pinta una panorama desolador por la clase política y la crisis de la democracia. En sus obras , podemos ver cómo se manifiesta la aguda inteligencia de Monsiváis a través de su estilo festivo y desenfadado, pero siempre crítico. En cuanto a su otro género favorito, el ensayo, destacan Características de la cultura nacional (1969); Historias para temblar: 19 de septiembre de 1985 (1988); Aires de familia: cultura y sociedad en América Latina (2000) y Yo te bendigo, vida (2002), sobre la vida y la obra de Amado Nervo.

A lo largo de toda su carrera, Monsiváis mantuvo estrechas relaciones de amistad con algunas de las grandes figuras literarias y artísticas del siglo XX, como Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Sergio Pitol, Olga y Rufino Tamayo, Francisco Toledo, María Félix, y Juan Gabriel.

Entre los reconocimientos que el escritor obtuvo se encuentran el Premio Villaurrutia (1996) y el Anagrama de Ensayo (2000), que le fue concedido en España por su obra Aires de familia: cultura y sociedad en América Latina; asimismo, en 2006, recibió el Premio Juan Rulfo y publicó Imágenes de la tradición viva. Sus últimos títulos fueron Las alusiones perdidas (2007) y El 68, la tradición de la resistencia (2008). Para el año 2010, Monsiváis se encontraba muy débil de salud debido a una fibrosis pulmonar, finalmente, murió el 19 de junio de 2010, dejando tras de sí una increíble obra literaria, su apoyo a las luchares populares y a las mínorias en México, así como su organización civil Gatos Olvidados, que creó junto con Claudia Vásquez Lozano, para velar por los animales que fueron su adoración en vida.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]