Artesanías,Cultura,Oficios

Tres oficios que han dado belleza a nuestro país

24 Jul , 2018  

Una tienda de artesanías mexicanas guarda en sus estantes no solo figuras y bordados que en algún momento serán el decorado perfecto para la sala de estar, el comedor, una habitación o en el recibidor de una gran empresa, tras bambalinas se encuentra manos de artesanos y maestros que han desarrollado su oficio para dar vida a sus creaciones. Es por ello, que como un reconocimiento a su labor, haremos mención de algunos de los oficios que existen en nuestro país y en que consiste cada uno.

Alfarería

Si bien es cierto que solo ciertas manos pueden crear esculturas del mármol, también se debe de decir que solo un artista es capaz de transformar la tierra y el agua en todo tipo de objetos de decoración, así como de uso común. Trabajar el barro es un arte que desde norte a sur se ha desarrollado, cada región perfeccionando sus técnicas, piezas y caracterizando sus trabajos, permitiendo en algunos casos que la denominación de origen sea posible. Así se distingue que las vasijas con intricados diseños de geometría en colores claros, negro y marrones pertenece a Mata Ortiz, en la región norte de México mientras que las cazuelas de barro verde y los fruteros de barro negro son procedentes del maravilloso estado de Oaxaca.

Orfebrería

Antes de la llegada de los españoles a costas mexicanas, la gente de la época prehispánica ya adornaba su cuerpo con plumas, tatuajes, pintura y sobre todo joyas. Actualmente, el metal que se trabaja más en nuestro país es la plata, pues seguimos siendo uno de los principales productores del mundo. Sin embargo, también se realza el trabajo en otros metales, como el oro y el bronce. Además de las piezas usuales para adornar el cuerpo como aretes, pulseras, gargantillas y collares, también se han trabajado trabajos de decoración como candelabros, teteras, bandejas y espejos.

Textiles

Técnicas que se preservan desde la época prehispánica, así como técnicas que surgieron con el mestizaje de dos culturas, sin duda alguna los textiles en México son conocidos no solo por la variedad de colores y formas que pueden llegar a ornamentar una prenda, sino por su producción y la importancia histórica que llega a tener, prueba de ellos tenemos dos prendas singulares que han sido exclusivas para el uso de mujeres: el rebozo, que sin importan posición social toda mujer mexicana ha tenido al menos uno, y el huipil, de mil colores y bordados que tienen un significado y belleza tan profundo que en más de una ocasión se ha hablado de plagio por parte de distinguidas marcas de diseño de modas.