Cultura,Danza

De Cuba para el mundo: Bailes que quizás no conocías

14 Ago , 2018  

Si quieres acudir a una academia de baile cubano te recomiendo que antes de tomar tu primera clase, te cerciores de que en realidad es el tipo de baile que quieres aprender, pues en este país se han desarrollado distintas formas de mover el cuerpo, muchos de los cuales han sido popularizados en gran parte del mundo como parte de los bailes con ritmos latinos y bailes de salón. Si no los conocías, dales un vistazo y ve cual es el que más te gusta.

Guaguancó cubano

El guaguancó esta muy presente en la música latina y en cada región se ha desarrollado de diferente manera. En realidad este ritmo es un tipo de rumba y es uno de los bailes que más popularidad ha tenido fuera de Cuba. El baile tiene un solo objetivo: seducir y conquistar. A partir de movimientos de pelvis, el hombre busca atraer a la mujer en un sensual baile, mientras que ella resiste sus avances y contraataca con un baile más sutil. El movimiento de pelvis a sido retomado para otros bailes latinos.

Son Cubano 

Este baile quizás es el que más influencia ha tenido en los bailes latinos. De hecho, a partir del Son, el mambo vio por primera vez la luz, es el fundamento básico de la salsa y el el bolero se vuelve bailable gracias a su influencia.

Este ritmo resulta de la combinación de las tradiciones musicales africanas de Bantú con las tradiciones musicales españolas. A principios del siglo XX, este ritmo era considerado un género exclusivo de las clases marginadas, como trabajadores y afrocubanos. Sin embargo, en la década de los 30 se popularizó entre las esferas de élite de la isla.

Mambo 

Fue de los primeros bailes cubanos que salió del país y rápidamente alcanzó fama mundial. Se desarrolló en la década de los años 30 y para los 40 y 50, el baile ya era conocido por todo México, Estados Unidos, Latinoamérica y países de Europa. En México, por ejemplo, había salones de bailes que se solo se dedicaban a interpretar esta música para que la gente asistiera a disfrutar de los sonidos rápidos y diferentes. Muchas de las películas de la época se caracterizaron por personajes femeninos que bailaban este tipo de música.  Gracias a la influencia de personajes como Pérez Prado, quien fue uno de los músicos que trajo en ritmo a tierras mexicanas, se desarrollo un baile (individual o en pareja) que se caracterizaba por un frenesí de movimientos, con movimientos libres, pero algunos pasos algo complicados. Eso si, siempre combinando movimientos de hombres y caderas.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]