Arte,Cine

Jan Svankmajer, el genio animado

29 May , 2018  

 

 

El gran Jan Svankmajer, seguramente muchos no lo conocen, pero aquí te lo voy a presentar. Él es un cineasta, animador, artista plástico y poeta checo con temática principalmente surrealista, sí todo eso. No fue a ninguna escuela de canto pero es un artista completo.

Podría resumir su arte como de libertad e ilimitada creación, siempre se ha caracterizado por ello. Su cine de bajo presupuesto pero de excelente arte, se ha rehusado e incluso critica entrar en los estándares elitistas de las empresas hollywoodenses y prefiere llegar al público bajo sus propios métodos.

Svankmajer nació en 1934 en Praga, de la recién nacida República Checa. Estudió en el Colegio de Artes Aplicadas en Praga, para después pasar al departamento de marionetas en la Academia de Artes Performativas de Praga.

La principal fuente de inspiración de Jan Švankmajer son importantes autores literarios como Lewis Carroll y Edgar Allan Poe. Y en la mayoría de sus películas emplea la técnica del stop-motion para animar muñecos, actores reales, figuras de arcilla y de plastilina, esqueletos de animales, máquinas, … con los que consigue transmitir en sus obras un clima de pesadilla que nunca deja indiferente al espectador

Su primera película, The Last Trick, fue estrenada en 1964 y desde entonces su prolífica producción tiene un legado estético que une magistralmente live-action, animación, stop-motion, dibujo, montaje, comida y barro. Su legado llega a superar las 30 producciones y actualmente a sus 83 años, después de juntar el monto necesario a través de crowdfunding para poder realizar su última película, presenta Insects.

 

Algunas de sus producciones

 

Dada la calidad visible de su filmografía surrealista, la época en que creció Svankmajer y sus inclinaciones hacia lo onírico y soñador, el director decidió ser partícipe de un experimento que se llevó acabo en un hospital militar –con LSD en 1974. La experiencia, lejos de ser esclarecedora terminó por generar terribles traumas psicológicos en el director.

Recibiendo la sustancia de manera intravenosa, según describió: “Todo se sintió placentero, conforme la droga empezó a tomar control. La primera fase fue como una regresión a la infancia, un sentimiento indefenso. Luego, llegaron los efectos estroboscópicos: cuando levanté mi brazo el movimiento se partía en imágenes estáticas, como un time-lapse, con un diferente color para cada fase”.

No obstante, a partir de ahí todo se fue para bajo, culminando con una temporal pérdida de su sanidad, atacando paranoicamente a los doctores, enfermeras y ayudantes en el hospital Stresovice, en Praga. “Desde entonces tengo inexplicables ataques de ansiedad. Por ejemplo, no podía tomar el tranvía de noche.

La penetración de realidad detrás de las ventanas del tranvía y su reflejo del interior en el vidrio me hacía sentir terrible y tenía que salir y caminar. Este cruce de realidades duales, una estática y otra dinámica, producían en mí el mismo efecto desintegrador de la realidad como la experiencia que tuve con el LSD”.

 

 

Cortometraje Meat Love 1989

 

Éste el es trailer de su más reciente largometraje titulado Insects 2018

 

 

Facebook Comments