impresiones-de-revista

Sin categoría

La magia de ser mujer

2 Ago , 2017  

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

El embarazo es una espléndida etapa en la vida de las mujeres, literalmente es la creación de vida. Parece que es un concepto salido de una película de ficción. ¿Cómo es posible que un ser humano, crezca dentro de otro?, y que el cuerpo de la mujer se vaya adaptando, creciendo, reduciendo, todo con respecto al crecimiento del niño, o en su defecto, de su salida.

Sinceramente, es algo a lo que estamos acostumbrados, pero que, si pensamos fuera de la teoría que llevamos implantada desde la infancia, podremos ver lo impactante e interesante que resulta la naturaleza femenina.

Sin embargo, es una etapa de muchos cuidados, en donde la mujer se presenta en su faceta más vulnerable. No solamente por las hormonas que salen hasta por los poros, o de los cambios de humor, o de la hinchazón de cada miembro de la mujer; sino porque cualquier caída, choque, o alimento inadecuado puede ocasionar la salida o defunción de la personita que está dentro.

yoga-para-embarazadas

También es un sinfín de quejas, puesto que no hay tanta posibilidad de gran movilidad, o de practicar deportes extremos, o siquiera deportes como tal. Hay mujeres que no soportan el estar sentadas o acostadas todo el día, simplemente no logran incorporar ese tipo de vida sedentaria. Por eso se han abierto muchas opciones, que se vuelven fáciles de considerar, por ejemplo, las mujeres que optan por tomar clases de yoga para embarazadas, las cuales no solamente tienen como principios el cuidado y la fragilidad que se tiene en esta etapa, también ayuda a la fácil digestión y a alcanzar la paz que tanto requiere el niño y la madre.

La verdad es una opción muy interesante, y que abarca muchos aspectos que en esos momentos se necesitan. Tanto así, que las personas que terminan tomando estas clases, cuando sus hijos nacen los meten a yoga para niños. La verdad el yoga crea un lazo de tranquilidad mental, que pocas prácticas te proporcionan, no es solamente el slogan mentiroso de las empresas, o los hippies que son demasiado optimistas.  Es una realidad, no te miento. Si no quieres gastar en una clase, intenta hasta poner una vía YouTube, y verás cómo te terminas enamorando de esta práctica.

No importa cómo se libere el estrés y la tensión de los músculos en esa etapa, lo importante es que se haga y que esto le otorgue la tranquilidad deseada a la futura mamá, porque al fin y al cabo es ella la que está siendo deformada y limitada en sus acciones del día a día, por el nacimiento del futuro infante. Lo cual crea un lazo emocional maravilloso, y es la ejemplificación del milagro de la vida, así que todo sufrimiento vale la pena, solamente por el hecho de sujetar los deditos de un bebé, de ver su primera sonrisa, o la primera vez que abre sus ojitos al mundo.

 

Facebook Comments


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *