clases de canto df

Clases de musica

La música y la adolescencia

11 Oct , 2018  

Clases de canto en DF

“El arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite conmoviendo la sensibilidad ya sea alegre o triste”.

La música favorece la atención y concentración de los jóvenes para la atención y concentración potenciando así su rendimiento en la escuela. La música estimula la memoria, el análisis, la síntesis y el razonamiento, en consecuencia, el aprendizaje. Por lo que no te suene extraño si tu hijo te dice que desea entrar a clases de canto df porque te aseguro que no es una pérdida de tiempo.

La mejora de estas capacidades facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el coeficiente intelectual. La música siempre ha desempeñado un papel importante en el aprendizaje y la cultura, pudiendo llegar a influir en costumbres y tradiciones.

En muchas ocasiones la música forma parte de la tradición de un país o de una región (reggae, tango, folklore, rap, polka, salsa, samba, etc. En numerosas circunstancias se convierte la música en verdadera protagonista pudiendo serlo también los propios intérpretes o sus mismos autores.

La música constituye un entramado complejo de sentidos; opera en las prácticas culturales de los jóvenes como elemento socializador y al mismo tiempo diferenciador de estatus o rol, cuando se empeñan en aprender música.

Muchas veces no solamente la música es un factor influyente en los adolescentes, también los cantantes de las canciones son importantes. Los jóvenes a esta edad se dejan influenciar por la actitud de los cantantes o su forma de vestir, ya que, como es un “famoso” el que lo está haciendo, piensan que está bien y buscan imitarlo.

Entonces, a manera de conclusión, estos son los beneficios de la presencia de la música en la etapa adolescente:

A continuación, se enumeran los grandes beneficios que tiene la música en el desarrollo del niño:

Seguridad: A través de la música el niño puede expresarse y mostrar a los demás lo que le gusta y lo que es capaz de hacer. Al lograr sus metas hará que el alumno vaya confiando cada vez más en sí mismo y más aún al compartir su talento con otras personas donde será aceptado y reconocido.

Concentración: La música también es beneficiosa para el niño en cuanto al poder de concentración y ayuda a mejorar su capacidad de aprendizaje en matemáticas. La música es pura matemática. Además, facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas, potenciando su memoria

Mayor coordinación: En el aspecto físico, la correcta ejecución de un instrumento musical logra desarrollar la coordinación corporal.

Fomenta la constancia y la disciplina: Aprender a tocar un instrumento es un reto que requiere de práctica constante y paciencia, estos elementos se vuelven también parte de la vida cotidiana de la persona.

Ejercita la memoria: Al tocar cualquier instrumento, el uso constante de los dos hemisferios cerebrales ejercita la memoria teniendo mayor agilidad mental. Basándose en lo anterior, se dice que las personas que han practicado algún instrumento desde muy niños son menos propensas a padecer en su vejez enfermedades neurodegenerativas

Mejora las habilidades del lenguaje: La conducta o la inteligencia espacial, esta última fundamental para resolver ágil y acertadamente problemas relacionados con su enseñanza, así como los cotidianos.

Creatividad: El alumno que toca un instrumento se vuelve más creativo en la solución de problemas cotidianos.

Ayuda a vencer algunos miedos: Un niño o adolescente que tenga pánico a hablar en público o ponerse encima de un escenario, al tocar un instrumento le ayudará a eliminarlo porque conforme se vaya involucrando en ese aprendizaje, ira creando confianza que lo llevará a tomar la decisión de presentarse ante otras personas y sentir menos miedo en cada presentación.

Genera relaciones sociales más profundas: Una persona que toca algún instrumento enseguida llama la atención. Nos acercamos a ella simplemente porque a la mayoría nos gusta la música. Así que el ser alguien a quien le guste mucho la música y sepa tocar atraerá a otros iguales, llegando quizás a formar lazos de amistad muy fuertes.

Reduce el estrés y la depresión: La música es un tranquilizante natural. En una situación de tensión, la música ayuda a relajarnos y volver a la calma.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]