Clases,Música

La música y la vida

24 May , 2018  

 

Existen muchos prejuicios sobre las personas que dedican su vida a estudiar el arte de organizar lógica y sensiblemente una combinación de sonidos y silencios o en escuela de canto, hablamos de la música. Pero la verdad es que con tan sólo el hecho se escucharla beneficia emocional y físicamente al presente.

Generalmente, la sociedad cree que es mejor estudiar una carrera “más fructífera” como alguna ingeniería, que te de reconocimiento social, todos quieren ser abogados, o alguna que tenga que ver con la economía, pero aun así hay muchas escuelas de música que se rehúsan a sucumbir ante la ola globalizadora.

Un aspecto de suma relevancia es el efecto que puede causar su acercamiento a los niños, pues estimula su expresión corporal, su desarrollo auditivo, sensorial, del habla y motriz. Les da seguridad emocional, beneficia su concentración y su capacidad de aprendizaje en materias como matemáticas e idiomas.

Estudios demuestran la importancia de la música como ayuda para el crecimiento intelectual desde recién nacidos, pues genera gran cantidad de actividad neuronal pues es el estímulo humano que más partes del cerebro activa.

En la Ciudad de México se encuentran diversas escuelas de música para niños, aquí algunas:

  • Musicando con Miss Ele
  • Centro de Desarrollo Musical
  • Escuela Alternativa de Música
  • Escuela de Música DIM
  • Academia de Música para Niños
  • Centro de Estimulación Musical

La investigadora de la Universidad Juárez del estado de Durango señala que en México existen algunos inconvenientes y obstáculos para que la música se vuelva un lenguaje, pues sólo en casos extraordinarios la adquisición de la experiencia musical comienza en casa.

“Los mexicanos estamos musicalmente endoculturizados, pero no educados. Los programas de Expresión y Apreciación Artística proporcionan elementos favorables al desarrollo de los infantes. Sin embargo, se encuentran algunos obstáculos para el desarrollo óptimo de las competencias de los niños: Se le da poco tiempo, el currículo se reparte en 4 áreas y se tiene un enfoque inadecuado sobre el solfeo cuando no se deja de lado, de tal manera que la educación musical es parcial y superficial”.

El hecho es que el estudiar música es una decisión al libre albedrío, en ocasiones, como comenté antes, los padres inician a los pequeños, y en otras, es decisión del joven sensible y amante de los sonidos armonizados.

 

Facebook Comments