Canto,Cultura,Música

¡Que no te importe desafinar!

12 Jun , 2018  

No importa si tomas clases de canto DF o si solo lo haces mientras estas en inspirado en la ducha, cantar es una actividad que aporta muchos beneficios, aunque no lo sepas. Es una actividad que activa muchas partes del cuerpo y no solo tiene beneficios físicos, sino también psicológicos y sobre la salud, así que aleja la pena y cuando puedas échate unos buenos gallos.

Liberemos las endorfinas

El canto es una actividad que se hace por pasión, por dicha y con razón, ya que, al hacerlo, las personas secretan la hormona endorfina. Está se encarga de relajar y tiene una acción semejante a la morfina, incluso en grandes cantidades de endorfina, puede causar la euforia en las personas. Y lo mejor es que no necesitas cantar como una Prima dona de la ópera para secretar, pues lo hagas bien o mal, la acción en tu cuerpo es la misma.

La respiración nos relaja

Cantar es una acción que involucra todo nuestro sistema respiratorio para poder alcanzar las notas que cada canción tiene. Inhalar y exhalar nos permite relajar los músculos y liberar tensión, una actividad muy parecida al yoga. Ahora si podemos decir que “una canción al día te hará liberar la tensión de la rutina”.

A ejercitar el corazón

Dar un pequeño concierto con tus canciones favoritas sin interrupciones es un ejercicio que, aunque resulta fácil y ligero, fomenta al buen funcionamiento del sistema cardiovascular, esta actividad no sustituye el ejercicio físico, fomenta las mismas áreas que uno.

Espalda derecha, pecho afuera

Cantar encorvados no solo resultaría incomodo, sino que las notas y el aire simplemente no podrían circular. A la hora de dar una nota, nuestro cuerpo parece saber que debe adoptar una posición erguida de manera natural. Esto podemos transformarlo en un buen hábito y poco a poco mejorar nuestra postura y decirle adiós a los dolores de espalda.

Para la memoria

Aquí tenemos dos puntos muy importantes. Estudios relacionados con el canto han demostrado que practicarlo de forma constante (no profesional) pueden prevenir la aparición de síntomas como la demencia que aparece a edades avanzadas. Ya que el proceso que involucra el canto en el cerebro permite que este se ejercite, permitiendo que sea adaptable incluso cuando las redes neuronales empiecen a deteriorarse. Además una forma más sencilla de memorizar algo es por medio de una canción. Nuestro cerebro se apoya de la música para grabar información y que sea más difícil olvidarse de ella. Por eso, una melodía nos recuerda a alguien especial o con cierto tipo de música podemos aprender temas más precisos sin dificultad.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]