Arte,Cultura

¿Cuál es el origen de “La Catrina”?

19 Jun , 2018  

Es una de las máximas representantes de nuestro país, el mundo le teme, pero nosotros buscamos cualquier cosa que tenga su forma: en una calavera de cerámica, en la ropa, en cualquier mueble u objeto de decoración e incluso, sobre nuestro rostro y en nuestras pieles. La catrina, ícono de nuestra cultura, una imagen que simboliza no solo la muerte, sino la cosmovisión y aceptación de esta para el mexicano.

Pese a esto y el profundo significado de la muerte en las costumbres y tradiciones de México, la imagen de la catrina tiene poco más de un siglo que apareció por primera vez, gracias a pintores y pensadores de la época de Benito Juárez, Sebastian Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz. Durante sus gobiernos, el descontento de la clase media por la desigualdad del país y la preferencia de las clases privilegiadas dio paso a que muchos hicieran público su informidad y critica por medio de escritos, que utilizaban la sátira y el tono burlesco, acompañados de dibujos que representaban y apoyaban su pensamiento.

En este periodo, José Guadalupe Posada, reconocido caricaturista, ilustrador y grabador de le época, público diferentes trabajos que se caracterizaban por sus criticas sociales, la evidente desigualdad e injusticia del país durante el periodo porfirista, los cuales iban acompañados por diversos grabados de calacas o calaveras que ilustraban todo tipo de situaciones: corridos, historias de crímenes, a los políticos y la alta alcurnia de la Ciudad de México.

Así es como nace la conocida Calavera Garbancera, que era en si una representación del pueblo, en sus mejores y peores momentos. Aunque hoy se asocie más con el día de muertos, este estilo de caricatura era una representación de los famosos vendedores de garbanzo, personas humildes de origen indígena o mestizo que aparentaban ser ricos, tratando de ocultar sus raíces y remarcando fervientemente tener ascendencia europea. Por ello, los comerciantes pretendían llevar

un estilo de vida igual al de las altas casas europeas, daba como resultado que el poco dinero que tenían lo gastarán en ropa, accesorios y demás cosas en vez de invertir en alimento o sustento para ellos y su familia, teniendo un aspecto muy delgado y demacrado, similar al de un cadáver.

Posada fue una influencia y referencia para el pintor mexicano Diego Rivera, quien hasta 1947 cambia el nombre de calavera y ocupa la popular palabra que, en los pueblos, muchos trabajadores y personas de clases bajas usaban para hablar de los grandes hacendados, hombres de clase acomodada, de dinero y que, a pesar del tipo de terreno, siempre vestía ropas finas: El Catrín. Pero Rivera lo uso para hacer referencia a una mujer, por ello es que en su mural Sueño de una tarde dominical en la alameda central (Museo Mural de Diego Rivera) el ser que aparece al lado de su versión infantil y enfrente de Frida Kahlo es conocida como “La catrina”.

 

,