Música,Piano

Historia del piano

5 Dic , 2019  

escuela de musica para adultos

Cuando tomamos clases en una escuela de musica para adultos, es muy común que nos den un pequeño repaso por la historia de la Música y por información relevante acerca de este Arte; por ejemplo, es fundamental que los alumnos que estén aprendiendo a tocar la batería, la guitarra, el violín, entre otros, conozcan el origen o creación de su instrumento musical; por esta razón, decidimos dedicar esta nota a la invención del piano. La ascendencia del piano se remonta a varios instrumentos como el clavicordio, clavecín, y dulcimer, sin embargo, al profundizar más en su origen, encontraremos que el piano es un descendiente del monocordio, lo que lleva clasificarlo como un instrumento de cuerda, ya que los sonidos provienen de la vibración de las cuerdas, aunque también puede ser clasificado como un instrumento de percusión porque un martillo golpea esas cuerdas y, de esta manera, es similar a un dulcimer.

El dulcimer cuenta con una simple caja resonante con cuerdas estiradas encima y, al igual que un piano, utiliza un pequeño martillo para golpear las cuerdas, es por esto que se le considera un antepasado directo del piano. Este instrumento se originó en Oriente Medio y se extendió por Europa en el siglo XI. Asimismo, el piano forma parte de la familia del teclado, cuyo primer integrante fue el órgano, el cual envía ráfagas del aire a través de las pipas para crear sonidos. Los artesanos trabajaron sobre el órgano para desarrollar otro instrumento: el clavicordio.

El clavicordio apareció por primera vez en el siglo XIV y se hizo popular durante la época renacentista. Para tocar este instrumento musical, se pulsa una tecla que envía una varilla de latón, llamada tangente, para golpear la cuerda y provocar vibraciones que emiten sonidos sobre un rango de cuatro a cinco octavas. Este sistema de cuerdas y tabla de resonancia, y la estructura general del instrumento se asemejan a los que se pueden encontrar en un piano; sin embargo, fue hasta el año 1709 que Bartolomeo Cristofori(1655-1731), originario de Italia, inventó el piano. El músico estaba insatisfecho por la carencia del control que los músicos tenían sobre el nivel de volumen del clavicordio, por lo que buscó cambiar, hacia fuera, el mecanismo que rasgaba con un martillo y, de esta manera, creó el piano que hoy en día conocemos. Este instrumento fue bautizado como “clavicembalo col piano e Forte” (clavicordio que puede tocar sonidos suaves y fuertes), pero, con el paso del tiempo, se acortó a “piano”.

El primer piano de Cristofori se dio a conocer en 1711, gracias a un artículo publicado por Francesco Scipione en el Giornale de’ Letterati d’Italia en el que alababa y describía con detalle las características de este instrumento; sin embargo, en sus primeros años, los músicos de la época no apreciaron el piano, así que evitaban tocarlo. A pesar de esto, Cristofori siguió trabajando y perfeccionando su invento, y para 1726, introdujo el sistema una corda, todavía presente en los pianos modernos, que da la posibilidad de desplazar el mecanismo para que cada macillo golpeara una cantidad de cuerdas menor de lo habitual, con lo que se conseguía un sonido muy suave; además, el sistema de escape permitía variar el volumen y el timbre. De esta manera, el piano se convirtió en un instrumento musical con una excelente capacidad expresiva, ya que podía producir sonidos de gran volumen y muy fuertes o con un tono más dulce. Posteriormente, los fabricantes de pianos se limitaron a construir copias exactas del instrumento de Cristofori, y aunque hubo algunas variaciones, ninguna de ellas fue realmente importante hasta la aparición de Gottfried Silbermann, quien inventó el precursor del pedal de resonancia actual.

Como ya mencionamos, Cristofori introdujo el piano moderno, que sirvió de base para mejorarlo en los siglos posteriores, tanto en materiales y diseño como en número de notas. El momento cumbre de la fabricación de pianos tuvo lugar a finales del siglo XVIII, con fabricantes como Johann Andreas Stein, Nannette Streicher y Anton Walter, ya que los avances tecnológicos propiciados por la Revolución industrial supieron dar respuesta a las preferencias de los compositores y pianistas, gracias a esto el piano sufrió importantes modificaciones que consiguieron dotarlo de un sonido más poderoso. Para el siglo XIX, abundaban las compañías de fabricación de pianos como, por ejemplo, Bösendorfer en Austria, que se fundó en 1828.

El año 1853 supuso un hito en la evolución de los pianos, cuando el alemán Heinrich E. Steinweg emigró a Estados Unidos, lugar en el que fundó Steinway & Sons. Esta marca diseñó el piano vertical moderno con cuerdas cruzadas y una única tabla armónica, lo que resultó ser un parteaguas para este instrumento musical. De esta manera, los pianos Steinway recibieron medallas de oro en muchas exhibiciones de EUA y Europa, incluso, la compañía ganó la “Grand Gold Medal of Honor”, en la Exhibición de París, por la excelencia en la manufactura y la ingeniería de sus pianos. Un dato muy interesante de la música es que esta fue la primera compañía estadounidense que recibió tal medalla, lo que convirtió a los pianos Steinway en la elección por excelencia de muchos miembros de la realeza, y ganaron el respeto y admiración de los mejores pianistas del mundo.

 

Cultura,Mariachi,Música

Conoce el origen del traje de los mariachis

5 Sep , 2019  

mariachis baratos

El mariachi es uno de los símbolos más conocidos de la cultura y tradición de México, no por nada ya forma parte de la lista de los Patrimonios Inmateriales de la Humanidad hecha por la UNESCO; además, nos encanta contratar mariachis baratos para animar nuestras fiestas. Seguramente sabes algunas curiosidades sobre los mariachis, pero conoces cuál es el origen de su traje tan famoso y característico, si la respuesta es no, entonces sigue leyendo esta nota, aquí te lo contamos.

El traje del mariachi es reconocido a lo largo de todo el mundo, y su historia empieza con el traje de charro, la cual se originó en la región Campo Charro, ubicada en Salamanca, en España. El traje típico de este lugar era un vaquero negro con una chaqueta de traje corto y botas de montar, además de un sombrero, muy similar al de México, sólo que con alas más pequeñas. Antes de que los mariachis adoptaran el traje de charro, se vestían con trajes tradicionales rurales de Jalisco, los cuales consistían en mantas de algodón y paja con hojas de palma como sombreros.

Los mariachis mexicanos adoptaron el traje de charro a principios del siglo XX, pero decidieron añadir una variación de la vestimenta en blanco y otros colores, además le agregaron adornos artesanales, como los botones de oro y plata y múltiples bordados, esto para distinguirse de los jinetes charros y para crear y demostrar su propia identidad. Hoy en día, el traje de mariachi que todos conocemos consta de una chaqueta elegante, un pantalón muy ceñido y entallado o una falda, en el caso de las mujeres, que cuenta con adornos de metal troquelado fabricados en serie o de manera artesanal, una camisa blanca o de color hueso, botines y corbata de rebozo y, por supuesto, el clásico sombrero, que puede estar hecho de lana, pelo de liebre u otros materiales.

La figura y vestimenta del charro se hizo muy popular en la época del Cine de Oro Mexicano, cuando se podían ver en la pantalla a actores como Pedro Infante, Jorge Negrete y Luis Aguilar montados en sus caballos, con mucho porte y presencia, conquistando a las mujeres con sus voces. Por lo que no era raro ver en la calle a personas vestidas de esta manera; sin embargo, los tiempos han cambiado, pero aún tenemos a los mariachis, quienes hicieron suyo este traje, que también los define y los distingue en México y en todo el mundo.

, , ,

Arte,Cultura

¿Cuál es el origen de “La Catrina”?

19 Jun , 2018  

Es una de las máximas representantes de nuestro país, el mundo le teme, pero nosotros buscamos cualquier cosa que tenga su forma: en una calavera de cerámica, en la ropa, en cualquier mueble u objeto de decoración e incluso, sobre nuestro rostro y en nuestras pieles. La catrina, ícono de nuestra cultura, una imagen que simboliza no solo la muerte, sino la cosmovisión y aceptación de esta para el mexicano.

Pese a esto y el profundo significado de la muerte en las costumbres y tradiciones de México, la imagen de la catrina tiene poco más de un siglo que apareció por primera vez, gracias a pintores y pensadores de la época de Benito Juárez, Sebastian Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz. Durante sus gobiernos, el descontento de la clase media por la desigualdad del país y la preferencia de las clases privilegiadas dio paso a que muchos hicieran público su informidad y critica por medio de escritos, que utilizaban la sátira y el tono burlesco, acompañados de dibujos que representaban y apoyaban su pensamiento.

En este periodo, José Guadalupe Posada, reconocido caricaturista, ilustrador y grabador de le época, público diferentes trabajos que se caracterizaban por sus criticas sociales, la evidente desigualdad e injusticia del país durante el periodo porfirista, los cuales iban acompañados por diversos grabados de calacas o calaveras que ilustraban todo tipo de situaciones: corridos, historias de crímenes, a los políticos y la alta alcurnia de la Ciudad de México.

Así es como nace la conocida Calavera Garbancera, que era en si una representación del pueblo, en sus mejores y peores momentos. Aunque hoy se asocie más con el día de muertos, este estilo de caricatura era una representación de los famosos vendedores de garbanzo, personas humildes de origen indígena o mestizo que aparentaban ser ricos, tratando de ocultar sus raíces y remarcando fervientemente tener ascendencia europea. Por ello, los comerciantes pretendían llevar

un estilo de vida igual al de las altas casas europeas, daba como resultado que el poco dinero que tenían lo gastarán en ropa, accesorios y demás cosas en vez de invertir en alimento o sustento para ellos y su familia, teniendo un aspecto muy delgado y demacrado, similar al de un cadáver.

Posada fue una influencia y referencia para el pintor mexicano Diego Rivera, quien hasta 1947 cambia el nombre de calavera y ocupa la popular palabra que, en los pueblos, muchos trabajadores y personas de clases bajas usaban para hablar de los grandes hacendados, hombres de clase acomodada, de dinero y que, a pesar del tipo de terreno, siempre vestía ropas finas: El Catrín. Pero Rivera lo uso para hacer referencia a una mujer, por ello es que en su mural Sueño de una tarde dominical en la alameda central (Museo Mural de Diego Rivera) el ser que aparece al lado de su versión infantil y enfrente de Frida Kahlo es conocida como “La catrina”.

 

,