Cultura,Tradiciones

Una flor única para los difuntos

25 Oct , 2018  

Florerias en df

Con noviembre a la vuelta de la esquina, probablemente en la mayoría de las florerías en el DF, así como en toda la República mexicana una de las flores más solicitadas será el cempasúchil, una flor que desde tiempos previo a la llegada de los españoles ha sido una digna representante de las tradiciones para consagrar a las personas y seres queridos que ya no se encuentran entre nosotros.

Símbolo inconfundible del día de los muertos en México, su nombre proviene del náhuatl, donde se le nombraba cempohualxochitl, que quiere decir flor de los 20 pétalos o “de muchas flores”, y esto se debe a la forma que tiene, donde sus pétalos nacen en todas las direcciones y tamaños.

Esta flor, que se da especialmente después de la época de lluvia, fue empleada desde la épocas de los mexicas para ornamentar altares, ofrendas y entierros de sus muertos, no solo por el aroma, sino por su distinguido color anaranjado. Aún con la llegada de los españoles, está tradición siguió practicándose, por lo que la religión católica decidió incluirlas en sus costumbres y hacerla parte de su doctrina católica.

Hasta el momento, la flor de cempasúchil, el pan de muerto y las calaveritas de azúcar son considerados elementos fundamentales dentro de las ofrendas y eventos que se llevan a cabo el 1 y 2 de noviembre para honrar a las personas fallecidas, así como un referente cultural, producto del meztizaje dentro del territorio mexicano.

Algunos datos interesantes de la flor

Además de que la flor esta estrechamente relacionada con la festividad propia del folclore mexicano, existen algunos datos que quizás no conocías de ella.

Es conocida con diferentes nombres

Además de conocerse como flor de cempasúchil, tiene otros nombres, entre los que se pueden destacar: flor de muerto, cempasochil, cempoal, flor de cempoal, flor del difunto, flor de muerto chino, veinte flores, flor del niño y sus variantes en diferentes dialectos, por ejemplo en mixteco se llama yita cua, en cora púua, en maya es conocida con tres nombres, ts’uul xpujuk, xpa’ajuk y xpayjul.

Existen diferentes variedades de la flor

El registro actual del Servicio nacional de inspección y certificación de semillas indica que existen al menos 30 variedades diferentes de cempasúchil, entre las que destacan la tagetes erecta, es decir la flor más común actualmente, la tagetes patula, una combinación de colores anaranjados con puntas amarillas, la tagetes lunulata y la targete tenuifolia.

El significado para los mexicas

La gente del antiguo México-Tenochtitlán empleaba esta flor debido al parecido que le encontraban tanto en el color como la flor al astro solar. Así, desarrollaron la creencia que la flor tenia ese color porque guardaba un poco del calor del sol y su aroma era una manera de cuidar y guiar a los difuntos al más allá de forma segura.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]